Las mejores certificaciones para potenciar tu perfil de liderazgo y trabajo en equipos ágiles

¡Comparte!

¿Qué son los títulos y las certificaciones? ¿Acaso nos hacen mejores profesionales? La verdad es que no, es nuestro trabajo día a día lo que marca la diferencia. Sin embargo, las certificaciones son un camino claro en el crecimiento profesional. Las certificaciones demuestran interés y, en muchos casos, son un buen medidor de liderazgo.

Pero no todas las certificaciones son útiles. Algunas incluso hacen más daño que bien. Acá te cuento cuáles son las mejores certificaciones para fortalecer un perfil de liderazgo y gestión.

Tabla de Contenido

Sobre el liderazgo y la gestión

Antes de empezar, aclaremos rápidamente que gestionar y ser líder no es lo mismo. Aunque por algún tiempo vimos memes y «des infografías» ridiculizando a los jefes y enalteciendo a los líderes. Nada más tonto y alejado de la realidad.

Aunque la crítica y el ataque genera más seguidores en redes sociales que cualquier cosa que busque unificación y construcción de un imaginario común más allá de las diferencias. La diapositiva a continuación fue, en sí misma «pirateada» y transformada en el mensaje opuesto.

Diapositiva de una de mis charlas para la comunidad PMs Bajío – base del actual Capítulo PMI Bajío

Esta diapositiva hace parte de una charla que ofrecí en 2015 o 2016 – la verdad no puedo recordar la fecha exacta. El objetivo y la razón del título, era ridiculizar la idea romántica de que los líderes son buenos y los jefes son malos. Hay malos jefes y malos líderes. También hay buenos jefes y buenos líderes.

Buenos y malos: líderes y gerentes

Gestionar es muchas veces la parte poco emocionante y divertida del trabajo. Dirigir y gestionar incluye actividades repetitivas, informes y decisiones frías – siendo estas últimas el origen de la deshumanización de la gestión.

El liderazgo por otro lado se imagina enérgico y lleno de pasión. Lo imaginamos con personas inspiradoras y sabias que buscan un bien común, un objetivo supremo y superior.

La verdad es que existen grandes administradores – managers – y grandes líderes. También existen malos grandes líderes. O qué me dices de aquellas personas que mueven a millones hacia decisiones que luego la historia condena – como Adolfo Hitler o Napoleón. ¿Acaso liderar siempre tiene un propósito celestial, mágico y bueno?

Delegar o no delegar

Atleta en pista listo para iniciar una carrera de relevos

Para terminar de redondear este punto de sobre gestión y liderazgo, los invito a la siguiente reflexión: el liderazgo es delegable, la gestión no siempre lo es.

El liderazgo, ya sea este «asignado y aceptado» o el resultado natural en determinadas circunstancias, el liderazgo es algo que podemos compartir, transferir o incluso tomar sin que nadie nos lo pida. Y es que esto es lo bello e inspirador del liderazgo, en un equipo, puede haber un jefe, pero muchos líderes – o ninguno. Sin embargo, el liderazgo al estar vinculado con el individuo y sus cualidades es difícil de transferir de generación en generación.

Los líderes inspiran a más líderes

Dicen que los grandes líderes son aquellos que crean más líderes. No obstante, la historia demuestra todo el tiempo que es más mentira que cierto. Y admito que me gusta pensar de esa manera, cuando el liderazgo es como una antorcha que pasa de mano en mano cambiando – para bien – el mundo. ¿Pero, cuántas empresas mueren con sus líderes originales? ¿Cuántos cambios suceden únicamente gracias al trabajo de un líder? ¿Gandhi? ¿Martin Luther King? ¿Marie Curie? – ahora que se expone una excelente versión en Netflix.

¿Por qué no funciona igual con el poder asociado al cargo?

La gestión en cambio es muy difícil de delegar «en tiempo de ejecución». Es decir que si un día amaneces enfermo, puedes «transferir» el liderazgo de manera dinámica y casi inmediata. Incluso tu equipo puede tomar cartas en el asunto y apoyarte sin que se «elija» un líder de forma evidente. No obstante, si no existe una cadena de mando definida para tu ausencia, no podrás delegar el poder – como firmar un documento, o representar a la empresa.

Y es que delegar el liderazgo es un tema de capacidades y motivaciones, y la gestión es un tema de responsabilidades y poder.

Una corta historia sobre liderazgo y gestión

Imagina por un momento la siguiente circunstancia:

Es un día cualquiera del año y las finanzas de la compañía no van bien. Todos saben que hay que tomar decisiones fuertes y que es probable que ocurra un despido masivo. De repente, tu jefe, que resulta ser la persona a cargo de los despidos, te llama para pedirte que seas jefe por un día y, desde luego que asumas la responsabilidad de despedir personas. ¡Qué ridiculez! ¿Cierto?[1]Y aunque parezca ridículo, alguna vez un jefe me dijo que yo era la persona en la que más confiaba y que mi primera tarea de confianza era, como no, despedir a alguien. Yo ni siquiera estaba en el mismo proyecto o equipo de esa persona y poco o nada tenía que ver con dicha responsabilidad, pero así fue..

Ser jefe implica ser jefe en las buenas y en las malas. Ser líder no implica lo mismo. Cualquiera puede ser jefe o líder en las buenas, pero pocos tienen el coraje y el valor para ser líderes y jefes en las malas.

Es mejor liderar desde el fondo y colocar a los demás al frente, especialmente cuando celebras la victoria por cosas buenas que han sucedido. [Como líder] tomarás la primera línea cuando exista peligro. Entonces la gente apreciará tu liderazgo.

Nelson Mandela

¿Qué son las certificaciones y para qué sirven?

Aclarado el punto de gestión y liderazgo. Hablemos de certificaciones.

¿Qué son las certificaciones profesionales?

Las certificaciones profesionales se componen de dos cosas:

  1. Proceso – Por el cual aplicas o concursas para obtener el documento de certificación
  2. Certificado – Un documento expedido para confirmar que, una vez superado positivamente el proceso, cuentas con el conocimiento, la experiencia y las habilidades para desarrollar determinadas funciones.

Tipos de certificaciones profesionales

Podrías pensar que todas las certificaciones son iguales, pero no. Las certificaciones profesionales se pueden dividir en tres, como sigue:

1. Certificaciones específicas para un producto

Estas son las certificaciones son muy populares y cuentan, casi siempre, con el apoyo de una empresa que vende dicho producto, servicio o modelo en cuestión. Con estas certificaciones demuestras conocimiento, experiencia y habilidades en el uso de un producto particular, un modelo de trabajo o un servicio. Algunos ejemplos de certificaciones profesionales dentro del contexto de gestión y orientadas a producto son:

Estas certificaciones circunscriben tus «capacidades» a un modelo y contexto específico. Te dan especialidad al tiempo que reducen tu campo de aplicación – en lo que se refiere a la certificación.

2. Certificaciones profesionales transversales

Aunque podrías pensar que son iguales a las de producto, estas certificaciones están asociadas de manera general a prácticas dentro de un mercado o industria, y no se limitan a un modelo específico de trabajo – metodología o tecnología.

Casi siempre, la entidad certificadora es una asociación profesional o instituto que agrupa a personas que ejercen determinadas funciones – médicos, ingenieros, arquitectos y, por qué no, directores de proyecto.

Algunas de las mejores certificaciones profesionales en nuestro medio son:

Estas certificaciones no te circunscriben – o limitan – a un contexto. Esto hace que sean más difíciles de obtener y por lo general requieren más experiencia. Son buenas en la medida que mantienen su nivel de exigencia y prestigio. Sin embargo, no siempre puedes establecer una relación 1:1 entre una certificación y cargo o puesto de trabajo.

3. Certificaciones corporativas

Estas son certificaciones internas emitidas por las empresas para sus empleados. Casi siempre están acompañadas de un proceso de crecimiento profesional y desarrollo. Estas certificaciones también son un intento de «gamification» del desarrollo profesional en la empresa.

Cargos y certificaciones profesionales

Algo que debes preguntarte antes de aplicar a una certificación, es qué cargos y responsabilidades deseas tener en la organización o empresa. Ya sea porque deseas aplicar a un cargo en tu empresa, o cambiar de lugar de trabajo, debes comprender qué aporta una certificación u otra en tu carrera profesional y tus intereses.

Todos conocemos personas que tienen muchas certificaciones, y la pregunta que yo siempre hago es: ¿cuál es tu especialidad? Si tus certificaciones no demuestran un interés particular sobre un área de conocimiento o especialidad, entonces tu especialidad es «certificarte» – qué desperdicio de tiempo y dinero.

Lo dije antes, no todas las certificaciones se pueden asociar a un cargo, aquí algunos ejemplos

Cargos más probables para una certificación específica en gestión o agilidad

CertificaciónCargo más probable
PMPGerente de proyectos
SMScrum Master en un equipo Scrum
LPMGestor de portafolio bajo el modelo SAFe.
DACCoach / Consultor en Disciplined Agile
PMI-ACPN/A
ITIL v4N/A

Como ves, no todas las certificaciones tienen un cargo asociado. Desde luego, tu experiencia será un diferencial claro a la hora de aplicar a un cargo. Así, por ejemplo, si eres una persona que ha dirigido áreas de TI, una certificación ITIL y un título MBA son una excelente manera de demostrar interés en el tema y el dominio de tus funciones.

Así mismo, si eres director de proyectos y deseas demostrar conocimiento y experiencia en «agilidad», puedes optar por certificarte como PMP y PMI-ACP.

Sin embargo, si lo que quieres es aplicar al cargo específico de Scrum Master en una organización que usa el marco Scrum para sus equipos, deberías certificarte SM.

Cualidades de una buena certificación

Ya he comentado los elementos de una certificación, y por lo tanto una buena certificación tiene una excelente combinación de esos elementos. Recuerda siempre validar:

  1. ¿Qué conocimientos debes tener y demostrar?
  2. ¿Cuánta experiencia exigen?
  3. ¿Cuáles son las habilidades que debes desarrollar y demostrar durante el proceso?

Una buena certificación es clara en cada uno de esos criterios y exigente en al menos uno.

1. Certificaciones basadas en conocimiento en un dominio

Las certificaciones más simples de obtener y menos valiosas para tu carrera, son aquellas enfocadas en el conocimiento de un tema. Son certificaciones orientadas a aprender de memoria algo. Estas certificaciones son útiles al inicio de tu carrera y son las que se conocen como «certificaciones foundation», fundacionales o de fundamentos.

Dado que la experiencia no es requerida, te ayudarán al inicio de tu carrera – o cuando emprendes un nuevo rumbo en tu profesión – y se enfocan en que aprendas conceptos básicos (rara vez avanzados).

¿Cómo validar si una certificación es basada en conocimiento?

Es fácil:

  1. No exigen experiencia previa – ni durante el proceso, ni en el examen.
  2. Algunas no cuentan con procesos de recertificación[2]La recertificación es un proceso que promueve el aprendizaje continuo y la «actualización de conocimientos» de quienes mantienen ostentan dicha certificación. Puede parecer aburrido, pero es necesario para un buen desempeño y no caer en «obsolescencia» – ¿Has tenido alguna vez un superior que parece de otra era y que no ha aprendido nada nuevo? ¿No te parece frustrante una persona que no crece profesionalmente con el tiempo?.
  3. El proceso no requiere un examen o el examen es muy simple. Por ejemplo, te permite tomar el examen muchas veces – algunas tienen intentos ilimitados.

¿Reflexiona, si obtener la certificación es muy simple, qué valor tiene para tu hoja de vida? Algunas certificaciones me recuerdan a esa «estrellita» de «gracias por participar». Solo son trofeos a la mediocridad. Si la obtienes, felicitaciones, puedes ponerla en tu CV, pero te doy un consejo: no la publiques en tus redes sociales, para algunos es motivo de burla.

2. Certificaciones basadas en la experiencia

Estas son certificaciones difíciles de obtener – al menos más que aquellas basadas en conocimiento. También son más costosas. De acuerdo a los años de experiencia requeridos para optar o aplicar, encontrarás este tipo de certificaciones:

  • Fundamentos. Son útiles para demostrar conocimientos en un tema específico. Las encontrarás como «de fundamentos» o «foundations«. Requieren poca o ninguna experiencia.
  • Practicante. Sirven para demostrar alguna experiencia – casi siempre se llaman «practicante» o «practitioner«. Lo normal es que exijan entre 1 y 3 años de experiencia aplicando algún modelo o ejerciendo algunas funciones..
  • Profesional. Son certificaciones que, en su mayoría, exigen al menos 3 años de experiencia desempeñando ciertas funciones o cargos.
  • Experto. Bueno, ya tienes una idea. Estas son las que se conocen como certificaciones «senior» y son poco populares. Quienes las ostentan demuestran un verdadero interés en un tema o dominio.

Existe una tendencia de marcar las certificaciones como «Nivel I, Nivel II o Nivel N» o fragmentar las certificaciones en Estándar, Profesional y Experto.

Antes de elegir una certificación, tómate el tiempo de entender qué niveles existen y qué compromiso adquieres al certificarte. Las certificaciones más respetables son un compromiso continuo que requiere no solo mantenerse actualizado, en muchos casos participar de distintas actividades y cursos, así como el pago de unos honorarios periódicos para mantener la certificación.

3. Certificaciones basadas en habilidades

No son muy comunes y casi siempre tienen un proceso de certificación – y recertificación – muy complejo. Algunas de estas certificaciones requieren evaluación de pares, mentores y trabajo en campo asistido – es decir, trabajas de la mano de alguien que ya tiene la certificación, quien obrará como mentor o patrocinador.

Aunque son escasas y costosas – debido al proceso mismo de certificación – estas son muy prestigiosas y casi siempre asociadas a niveles profesionales o experto. Así mismo, muchas de las certificaciones de Coach requieren «horas de vuelo» – como los pilotos de aeronaves.

La importancia de la recertificación

Las mejores certificaciones no se limitan a aprobar un examen. Algunas cuentan con esquemas detallados de recertificación. La recertificación busca tres (3) cosas:

  1. Garantizar que quienes tienen la certificación se mantienen actualizados en nuevos conceptos y prácticas
  2. Solo quienes demuestren interés en el dominio específico merecen mantener la certificación
  3. Obliga a la entidad certificadora a mantener opciones de actualización para la comunidad

Recuerda que entre más detallado y más completas las opciones para mantenerte certificado, más trabajo y esfuerzo hay por parte del ente certificador. Eso quiere decir que, seguramente, el costo será mayor.

Un buen proceso, buen material – como libros, cursos, artículos – y excelentes eventos – como charlas, webinars y congresos – vienen con un precio.

Si solo estás pagando dinero para mantener tu certificación, deberías reevaluar el valor que tiene para tu perfil. Seguramente hay un negocio detrás, pero no una certificación de habilidades.

¿Cuánto cuestan las certificaciones?

Bueno, hay certificaciones de todo tipo. Sin embargo, recuerda siempre que no solo el precio define la calidad de la certificación. Si una certificación es muy barata y fácil de conseguir, bueno, no tiene ningún aporte a tu carrera y el ejercicio de tu trabajo.

Si una certificación es gratis, pero requiere un gran trabajo y esfuerzo, será más valiosa que una que vale miles de dólares – que las hay – y no te exige más que conseguir el dinero.

Las mejores certificaciones en gestión y liderazgo

A continuación, te presento información útil sobre las certificaciones más respetables dentro del contexto de proyectos, agilidad y equipos. Así mismo, apuntan a la mayor cantidad de oportunidades y ofrecimientos profesionales:

Certificaciones sobre Gestión de Proyectos

PMP – La mejor en su categoría

Si no has oído hablar de PMP o PMI y estás en el mundo de la gestión de proyectos, no estás haciendo bien tu tarea. El Project Management Institute, si bien no es el primero, ni el único de los institutos o asociaciones de directores de proyecto en el mundo, es por mucho el más grande y prestigioso. Su modelo de certificación y renovación de estándares es de lejos el mejor y más completo de todos.

NombreProject Management Professional
SiglaPMP
ProveedorProject Management Institute
TipoOrientada a la experiencia
NivelProfesional
Experiencia3 años ejerciendo
ValorUSD $ 555[3]Es posible reducir el precio si eres miembro / afiliado
RecertificaciónSi

PRINCE2 – Proyectos en ambientes controlados

PRINCE2 es una certificación orientada a un método promovido originalmente por el gobierno británico. Es muy popular en Reino Unido y en los países que alguna vez fueron colonias o que aún tienen una gran influencia británica en su gobierno o sector empresarial.

NombrePRojects IN Controllerd Enviroments 2
SiglaPRINCE2
ProveedorAxelos / People Cert
TipoOrientada a producto
NivelFundamentos / Practicante
ExperienciaDepende del nivel
ValorUSD $ 338 Fundamentos
USD $ 457 Practicante
RecertificaciónSi

Certificaciones en Gestión Ágil de Equipos y Proyectos

Dentro del contexto de gestión de proyectos y equipos, la agilidad ha ganado terreno en las últimas dos décadas. Así que, para aprovechar el boom de nuestros días, también hay certificaciones profesionales orientadas a esta especialidad.

PMI-ACP – Más amplia y respetable, pero difícil de vender

El PMI lanzó hace 10 años – 15 de septiembre de 2011 – la certificación Practicante Ágil Certificado. Pensada originalmente como un «add-on» a su certificación más popular: PMP. Hoy, sigue siendo una de las mejores certificaciones en agilidad y un excelente complemento a otras certificaciones. ¿Pero a qué cargo aplicas cuando eres PMI-ACP? Es una respuesta que aún hoy no es clara.

NombrePMI Agile Certified Practitioner
SiglaPMI-ACP
ProveedorProject Management Institute
TipoOrientada a experiencia
NivelPracticante
ExperienciaAl menos un año
ValorUSD $ 495
RecertificaciónSi

PSM – para quienes toman en serio Scrum

Scrum es un marco de trabajo muy popular de nuestro tiempo que se apoya en la mentalidad ágil para promover un nuevo modelo de gestión y trabajo en equipo.

NombreProfessional Scrum Master
SiglaPSM
ProveedorScrum.org
TipoOrientada a la experiencia
NivelDesde fundamentos hasta profesional (I, II y III)
ExperienciaDepende
Valor
en dólares americanos
USD
$150 Fundamentos (I)
$250 Practicante (II)
$500 Maestro (III)
RecertificaciónSi

CSM – prima hermana de PSM

El modelo Scrum tiene dos «papás» y cada uno de ellos tiene una empresa que promueve Scrum – Una es Scrum.ORG – que ofrece PSM – y la otra es Scrum Alliance – que ofrece CSM. Ambas son las mejores certificaciones de Scrum Master que puedes obtener.

NombreCertified Scrum Master
SiglaCSM: Fundamentos
A-CSM: Practicante
CSP-SM: Profesional / Experto
ProveedorScrum Alliance
TipoOrientada a la experiencia
NivelDesde fundamentos hasta profesional
ExperienciaDepende
ValorRequiere de un curso previo – el valor depende del curso y el país
RecertificaciónSi

Otras certificaciones sobre agilidad

  • PRINCE2 Ágil es una adaptación del modelo PRINCE2 hacia los valores de la agilidad. Esta certificación no es muy demanda en nuestro mercado hispanohablante, así que es difícil de «vender» o de conseguir personas con este perfil.
  • Certificaciones del International Consortium for Agile (ICAgile) – aunque sus certificaciones no son las más populares definitivamente son quienes, a la fecha de escribir esta entrada, ofrecen el mejor plan de carrera y el más estructurado modelo de crecimiento profesional. Cuentan con caminos claros de aprendizaje y certificación en dos áreas: 1) Agilidad OrganizacionalBusiness Agility, y 2) Entrega Ágil de Productos y Servicios Agile Delivery. No obstante, son menos formales o «académicos» que PMI, Scrum.ORG y Scrum Alliance.

Certificaciones en agilidad organizacional o a escala

Dentro del universo de certificaciones en temas de agilidad, tenemos una línea orientada a la aplicación de un «pensamiento ágil» a toda una organización – cientos o miles de personas.

En este contexto los jugadores clave son:

  • Disciplined Agile – del Project Management Institute. Es uno de los modelos de mayor crecimiento y rescata (como todos los demás) las mejores prácticas y experiencias de empresas y organizaciones. Yo estoy certificado como Disciplined Agile Senior Scrum Master DASSM y también soy PMI-ACP.
  • Scrum @Scale – este es un modelo simple propuesto por el mismo Scrum.ORG. Personalmente creo que cuando uno reniega tanto de los modelos a escala y luego propone uno simplemente se da cuenta que «one-size-fits-all» es un sueño tonto. El modelo, sin ser sensacional, trae buenas reflexiones y consideraciones en escala.
  • Scaled Agile Framework – este es el modelo más popular del momento, y aunque la imagen central publicada en el sitio Web es abrumadora, el modelo tiene varias cosas interesantes y valiosas – yo conocí el modelo en 2013 y en 2018 me certifiqué como SAFe Program Consultant. Admito que hay valor en cada cosa, sin entrar en fanatismos o radicalismo.

Certificaciones en liderazgo

Bueno, estas certificaciones son, en mi opinión muy complejas de evaluar. ¿Qué es el liderazgo? ¿Cómo debe «percibirse» y «medirse»? El liderazgo es clave en todo emprendimiento o iniciativa. Cada proyecto en el que he trabajo en mi vida ha requerido liderazgo, pero no siempre de la misma persona – ni más faltaba que iba a pensar que yo siempre soy el líder.

El liderazgo es poderoso y apasionante, pero también es agotador – energy & time consuming – así que esta idea romántica del líder incansable y siempre centrado es, maravillosa para los libros y las novelas, pero cuando lees la biografía de muchos líderes reconocidos sabes que, aunque el personaje central es la estrella que más brilla en la historia, no es la única estrella y, ciertamente, no sería ninguna estrella sin las demás.

Así que, en un intento por ofrecer algo de claridad en este contexto – y admito que no soy el experto en certificaciones – les dejo una lista de las que ofrecen un abanico de posibilidades para tu crecimiento profesional – IMHO.

Habilidades de liderazgo y gestión

Aunque existen entidades certificadoras muy tradicionales, los cursos y modelos de liderazgo más populares – y exitosos en ventas, casi siempre están asociados a un nombre propio como «John Maxwell» o «Daniel Goleman«.

Existen algunas instituciones reconocidas en temas de liderazgo como el CCL – Centro para el Liderazgo Creativo. Tuve la maravillosa fortuna de ser elegido para participar en el programa del Instituto de Liderazgo del PMI – conocido como MasterClass, y soy promoción 2017. Allí tomé algunos cursos del CCL.

No obstante, el tema de las certificaciones es un poco más complejo que los cursos y los programas. Así que acá va una lista.

Management 3.0

No puedo decir que son las certificaciones más estructuradas y formales de la industria, pero sin dudarlo son las más radicales e innovadoras. Aunque creo que Jurgen – el autor del libro Management 3.0 – es demasiado idealista con sus propuestas y modelos, y esto desconoce – si no es que le da la espalda – a las grandes empresas y corporaciones. Sus ideas son excelentes y tienen valor, pero definitivamente requieren ser pensadas con cuidado en cada situación.

Mi mejor recomendación es, si quiere salir de la caja y obtener nuevas ideas para gestionar, motivar y liderar equipos, Management 3.0 sería mi punto de partida (no de llegada).

Además, la comunidad es vibrante y muy activa, hay recursos en múltiples idiomas y siempre encontrarás gente apasionada por intentar «hackear la cultura» de las organizaciones.

Change Management

Todos los procesos de transformación y evolución son procesos de cambio. Saber gestionar el cambio es esencial en el liderazgo. Algunas de las entidades certificadoras más populares en gestión del cambio son:

  • PROSCI – Los indiscutibles líderes de tema con sus modelos ADKAR y PCT
  • Human Change Management Institute
  • Change Management Institute
  • Lean Change Management – una versión particular de gestión del cambio con una fuerte influencia del modelo de Management 3.0

Coaching

Bueno, no puedo cerrar el artículo sin hablar de Coaching. Incluso en gestión ágil se habla mucho de Coaching y del Agile Coach. Yo no soy muy fan de este «título de nobleza» que busca ocultar el hecho de pocas personas realmente se preparan para ejercer un verdadero rol de Coach.

Sin embargo, existen varias instituciones prestigiosas y reconocidas en coaching – en gestión – que de seguro potencian las habilidades de gestión.

De nuevo, yo tengo mis dudas, el coaching es un gran potenciador de líderes. ¿Pero es el coach mismo un líder? ¿Ser coach y líder al mismo tiempo es posible? Tengo mis sentimientos encontrados.

¿Cómo saber si mi certificación es valiosa?

Si has leído todo el artículo, seguro sabes cómo validar si una certificación ofrece algún beneficio para ti y tu perfil profesional. Sin embargo, acá te dejo un resumen:

  1. Valida siempre qué entidad emite la certificación. ¿Cuál es la entidad que emite la certificación? ¿Hace cuánto existe? ¿Puedes evidenciar una especialidad? ¿Es reconocida a nivel global? ¿Qué opinan de dicha institución y sus certificaciones en los países de referencia para tu profesión o especialidad?
  2. Estudia los prerrequisitos. ¿Qué prerrequisitos tiene? ¿Qué tan exigente es? ¿Si tienes referentes en tu profesión, ellos tienen algunas certificaciones?
  3. Revisa el proceso de recertificación. ¿Existe un proceso de recertificación? ¿Exige de tu parte algo más que un pago? ¿Hay una comunidad vibrante en torno a la entidad o institución y sus certificaciones?
  4. No busques los logos más bonitos. Emitir un logo de certificación es lo más simple del mundo. Tú puedes hacerlo sin tener que pagar a nadie y poner en tu hoja de vida cosas tan «rimbombantes» y extravagantes como «Arquitecto de Vida» o «Master en Gestión del Espíritu». Así que, no dejes que te cobren por eso.

¿Tienes dudas sobre tu certificación?

Si luego de terminar este artículo aún tienes dudas sobre alguna certificación – que deseas obtener o ya tienes – no dudes en escribir en los comentarios y de seguro te ayudaré a evaluar.

¡Comparte!

Comentarios y notas del autor[+]

Imagen por defecto
Alberto Dominguez
Liderando equipos desde la teoría hacia la entrega real y sostenible de productos y servicios innovadores de TI.
Artículos: 29

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.