¡Comparte!

Por estos días se ha hablado mucho del síndrome de burnout. Burnout se traduce literalmente como agotamiento y hoy suena mucho por la inesperada dimisión de Jacinda Ardern. Esta renuncia pone en evidencia como el agotamiento es más común de lo que parece y afecta a muchos en todas partes del mundo. Sin importar qué tan popular o simple parezca una labor, cuánto equipo o personas a cargo, o qué tanto poder o dinero tengas.

¿Quién es Jacinda Ardern y por qué hablamos de síndrome de burnout?

Jacinda Ardern es una política de Nueva Zelanda elegida primera ministra de dicha nación en 2017. El impresionante logro de Jacinda es que fue elegida con solo 37 años y se convirtió en la jefa de gobierno más joven del mundo. Su popularidad y reconocimiento global por su gestión durante la pandemia es innegable. Fue aplaudida en el mundo y su empatía con la gran crisis global la convirtió en referente. Para los que recuerdan esos días, el mundo se quedó sin líderes que pensaran más allá de su propia casa. Jacinda marcó la diferencia.

Fuente: Wikimedia Commons – Jacinda Ardern en 2.018

Jacinda tiene una carrera brillante. Con una gran popularidad, fue reelegida para el cargo en octubre de 2.020. Durante esas elecciones obtuvo el 49.1% de los votos. Esta fue la mayoría absoluta más alta registrada desde 1996. Sin embargo, su agotamiento se hizo evidente cuando el 19 de enero de 2.023 presentó renuncia al cargo. Algunos medios de prensa comentan que la primera ministra terminó «quemada». Quemada es otro término más popular para el agotamiento en muchos países de américa latina. La razón principal, se quedó sin energía para luchar contra la frustración de los neozelandeses, en particular aquellos en movimientos antivacunas y negacionistas del COVID.

Admito que también estaría deshecho si tengo que explicar a algunos por qué es buena idea vacunarse. Lejos de las teorías conspirativas, la labor de un líder es proteger, cuidar.

Síndrome de burnout

El síndrome de burnout es un estado de agotamiento emocional y despersonalización. Se acompaña de una disminución en el rendimiento laboral. Muchas veces relacionado con el estrés crónico en el trabajo o en otras áreas de la vida. Puede ser causado por una variedad de factores, entre ellos:

  • sobrecarga de trabajo,
  • falta de apoyo o
  • un desequilibrio en el trabajo-vida.

Síntomas del síndrome de agotamiento

Los síntomas del síndrome de burnout pueden variar de una persona a otra, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Agotamiento emocional, es decir sentirse constantemente cansado y sin energía, incluso después de dormir o un descanso.
  • Despersonalización, o sentirse desconectado de los demás y ser capaz de empatía hacia los demás.
  • Baja autoestima y motivación.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Cambios en el apetito o el peso.
  • Insomnio o dificultad para dormir.
  • Irritabilidad o cambios en el estado de ánimo.
  • Dolores de cabeza, dolores musculares y otros problemas físicos.
  • Aumento de enfermedades.

Es importante mencionar que estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones médicas o psicológicas. Te recomiendo consultar a un profesional de la salud si experimentas estos síntomas. Yo no soy médico ni pretendo serlo. Si deseas un diagnóstico confirmado, no hay mejores personas que aquellas que han estudiado para ello. Acude a una persona médica o experta – de las que estudian para ello, no las que opinan sin estudiar.

Ideas para los líderes

Los líderes pueden ayudar a evitar el síndrome de burnout de varias maneras:

  1. Establecer un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Fomentar un ambiente en el que los empleados puedan tener una vida fuera del trabajo y puedan desconectar.
  2. Proporcionar apoyo y recursos. Dar soporte emocional y herramientas para ayudar a los empleados a manejar el estrés, como programas de salud mental o una línea de ayuda.
  3. Establecer un ambiente de trabajo saludable. Promover un clima de trabajo saludable, con una buena comunicación, una cultura de apoyo y una distribución equitativa de la carga de trabajo.
  4. Fomentar la toma de decisiones y la autonomía. Permitir a los empleados tener una mayor autonomía en su trabajo y tomar decisiones importantes. Las decisiones permiten sentir un mayor sentido de propósito y control sobre el trabajo.
  5. Reconocer y valorar el esfuerzo de los empleados. Celebrar y resaltar el esfuerzo y el trabajo duro de los empleados, esto les ayuda a sentirse valorados y apreciados.
  6. Proporcionar oportunidades de desarrollo y crecimiento. Esto ayuda a los empleados a sentir que están progresando y avanzando en sus carreras.

Es importante mencionar que la prevención del síndrome de burnout es un trabajo en equipo. Líderes y miembros de equipos deben tomar responsabilidad para evitar este síndrome.

Recomendaciones para quienes sufren el síndrome de agotamiento

Para superar el síndrome de burnout, es importante seguir un enfoque integral que incluya cambios tanto en el lugar de trabajo como en la vida personal. Algunas estrategias que pueden ayudar a superar el síndrome de burnout incluyen:

  1. Tomar un descanso: tomar un tiempo libre, ya sea un día o unas semanas, para descansar y recargar las baterías.
  2. Practicar la relajación: practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la respiración profunda para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.
  3. Establecer metas y prioridades: establecer metas y prioridades realistas y alcanzables para ayudar a mantener un sentido de propósito y logro.
  4. Mejorar la alimentación y el ejercicio: comer una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente para mejorar la salud física y mental.
  5. Buscar apoyo: buscar apoyo en amigos, familiares o profesionales de la salud mental para ayudar a procesar y manejar el estrés.
  6. Cambios en el trabajo: Si es posible, trate de hacer cambios en su trabajo para reducir el estrés, como delegar tareas, pedir ayuda o cambiar de trabajo si es necesario.
  7. Fortalecer las relaciones: Fortalecer las relaciones con amigos y familiares, y trabajar para mejorar las relaciones en el lugar de trabajo.
  8. Aprender a decir «no»: aprender a decir «no» cuando sea necesario para evitar la sobrecarga de trabajo y el estrés.

Es importante mencionar que superar el síndrome de burnout puede llevar tiempo y esfuerzo, y es probable que sea necesario trabajar con un profesional de la salud mental para ayudar a abordar los problemas subyacentes y desarrollar un plan de tratamiento personalizado.

Y tú, ¿has sufrido del síndrome de burnout? ¿conoces a alguien? ¿quisieras aportar algo adicional? ¿tienes consejos para compartir? Te invito a dejar tu aporte en los comentarios.

¡Comparte!

Alberto Dominguez
Alberto Dominguez

Liderando equipos desde la teoría hacia la entrega real y sostenible de productos y servicios innovadores de TI.

Artículos: 42

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ES